Detalle de noticia

Envera Punto de Inclusión cumple seis meses en Carrefour Parquesol Valladolid gracias a Carmila

Envera Punto de Inclusión cumple seis meses en Carrefour Parquesol Valladolid gracias a Carmila

  • 1.800 visitantes han pasado por este espacio que pertenece a un proyecto pionero en Europa
  • Inaugurado por el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, da empleo a dos mujeres de más de 40 años con discapacidad
  • Comercializa los objetos y maletas extraviadas en los aviones y aeropuertos

Valladolid | 18 de junio

La inclusión llegó hace seis meses al Centro Comercial Carrefour Parquesol de Valladolid cuando Carmila, compañía especializada en la dinamización de centros comerciales contiguos a hipermercados Carrefour, y Envera, entidad sin ánimo de lucro que desde hace 40 años dedica sus esfuerzos a la inserción social y laboral de personas con discapacidad, decidieron abrir Envera Punto de Inclusión, un espacio solidario donde se da una segunda oportunidad a las personas y, también, a los objetos extraviados en los aviones y aeropuertos.

Envera aterrizaba en Valladolid el febrero pasado con la inauguración del Punto de Inclusión en Carrefour Parquesol en un acto presidido por el alcalde de la capital vallisoletana, Óscar Puente, y que también contó con Ignacio Tremiño, diputado por Valladolid y portavoz de la Comisión para Políticas Integrales de la Discapacidad del Congreso; José Antonio Quintero, presidente de Envera; Carlos Pilar, director comercial de Carmila; María Cid, directora de la Fundación Carrefour; y beneficarios de Envera.

Desde entonces, por Envera Punto de Inclusión han pasado más de 1.800 visitantes del Carrefour Parquesol que se han podido sumar al proyecto social de la entidad a través de la adquisición de los objetos y maletas extraviadas en aviones y aeropuertos, procedentes del centro de reciclaje solidario Envera. Todos ellos,  artículos enajenados en cumplimiento de la Ley de Navegación Aérea y que,  una vez transcurrido el periodo legal sin ser reclamados por sus propietarios, han sido donados a favor del proyecto de Envera, que ha creado un centro de reciclaje solidario para seleccionar aquellos objetos que estén nuevos y en perfecto estado.

Desde cochecitos de bebé, máscaras venecianas, libros en diversos idiomas, souvenirs de diferentes partes del mundo hasta instrumentos musicales, unos zapatos de claqué o un traje de buzo, son algunos de los muchos artículos que se pueden encontrar en Envera Punto de Inclusión, un espacio desde el que es posible viajar a cualquier parte del mundo sin salir de Valladolid.

El Centro Comercial Carrefour Parquesol alberga este tercer Envera Punto de Inclusión, tras Islazul (Madrid) y Carrefour Ciudad de la Imagen (Pozuelo de Alarcón), un proyecto pionero en Europa con el que Envera da empleo directo y estable a once personas con discapacidad y, de forma indirecta, a más de treinta. En el caso de Valladolid, dos mujeres de más de 40 años son las encargadas de gestionar el Punto de Inclusión.

Una de ellas es Silvia Rodríguez, que se incorporó a Envera Punto de Inclusión en febrero cuando la iniciativa llegó a su ciudad. Para Silvia, poder trabajar “significa saber que una persona vale para algo, poder salir de casa, tener una independencia y sentirse útil”.

Para esta vallisoletana de 41 años, trabajar está muy relacionado con el “bienestar físico, económico y mental”, aunque reconoce que no es fácil encontrar una empresa que respete la diversidad de lo que puede hacer cada persona. “Puede que haya trabajo, pero muchas empresas aún no tienen en cuenta las necesidades de sus empleados”, asegura Silvia mientras dice estar muy contenta desde que comenzó a trabajar en Envera: “Además de una oportunidad laboral es un lugar en el que estoy cómoda y muy a gusto. Es beneficio económico personal y trabajando para los demás sé que estoy ayudando. Eso es muy bonito también.”

Tras sus primeros seis meses en Carrefour Parquesol, Envera Punto de Inclusión es conocido por los vecinos de Valladolid gracias, sobre todo, al “boca a boca”. El objetivo social y los precios son los mayores atractivos de esta iniciativa. “A la g­ente le gusta mucho la idea al ser para una buena causa —cuenta Silvia— La mayoría se lleva los artículos por el precio simbólico aunque algunos sí hacen donaciones. Otros son ya clientes habituales, como un profesor que viene todas las semanas y se lleva material para sus clases en un pueblo cerca de Aranda.”

Con Envera Punto de Inclusión, Carmila, Carrefour y su Fundación muestran su compromiso con la misión de Envera para que la igualdad de oportunidades sea una realidad y que las personas con discapacidad puedan demostrar que ellas también pueden ser las mejores en algo, lema que acompaña a Envera desde hace 40 años.

centroreciclajeenvera

Centro de reciclaje solidario de Envera

Compártelo