Detalle de noticia

“Eliminar los centros de Educación Especial es una aberración”

“Eliminar los centros de Educación Especial es una aberración”

Envera se suma a la Plataforma “Educación inclusiva SÍ, especial TAMBIÉN” en defensa de la igualdad de oportunidades

La Educación Especial es la mejor garantía para cubrir las necesidades de los alumnos con discapacidad intelectual y conseguir su inclusión social

Madrid | 29 de abril

El presidente de Envera, José Antonio Quintero, ha suscrito la adhesión de Envera, entidad sin ánimo de lucro que trabaja desde 1977 para conseguir la inclusión social y laboral de las personas con discapacidad intelectual, a la Plataforma Educación inclusiva SÍ, especial TAMBIÉN que nace “a iniciativa de las personas con discapacidad, de sus familias y de docentes profundamente preocupados por la eliminación de los centros de Educación Especial en el sistema educativo español”.

El objetivo de Educación inclusiva SÍ, especial TAMBIÉN es “defender el derecho de las personas con discapacidad a gozar de una inclusión real en la sociedad”, una misión que “no es incompatible con la coexistencia de los colegios de Educación Especial como centros especializados en dar a cada alumno la educación que precisa”.

Bajo esta premisa, Envera muestra su compromiso para defender el derecho de más de 37.000 familias con hijos con discapacidad intelectual y necesidades educativas especiales a decidir sobre su educación para que tengan los apoyos necesarios que les permitan conseguir un futuro digno y basado en la igualdad de oportunidades.

Inclusiva SÍ, especial TAMBIÉN nace a principios de 2019 como respuesta al debate surgido en varias comunidades autónomas sobre “la conveniencia de hacer desaparecer los centros de Educación Especial argumentando que son elementos discriminatorios” para sus alumnos. La propuesta de eliminar estos centros, impulsada por el CERMI (Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad), fue bien recibida por la entonces ministra de Educación en funciones, Isabel Celaá, que quiso materializarla en forma de ley. Sin embargo, las críticas de las familias, profesionales y organizaciones sociales frenaron lo que en palabras del presidente de Envera “es una aberración”: el cierre de los centros de Educación Especial.

De hecho, según los datos de la encuesta sobre el grado de satisfacción de las familias y los profesionales de los Centros de Educación Especial de la Comunidad de Madrid, el 87% de las 1.500 personas consultadas están muy satisfechas con estos centros, el 99% considera imprescindible la atención individualizada y el 90 % se posiciona en contra del cierre de los centros.

La polémica se ha reavivado en los últimos días al incluirse, en la disposición adicional cuarta del Proyecto de Ley Orgánica de Modificación de la Ley de Educación (LOMLOE), que “el Gobierno, en colaboración con las Administraciones educativas, desarrollará un plan para que, en el plazo de diez años (…) los centros ordinarios cuenten con los recursos necesarios para poder atender en las mejores condiciones al alumnado con discapacidad. —y añade— las Administraciones educativas continuarán prestando el apoyo necesario a los centros de educación especial para que estos, además de escolarizar a los alumnos y alumnas que requieran una atención muy especializada, desempeñen la función de centros de referencia y apoyo para los centros ordinarios”.

La preocupación de familias y profesionales está, precisamente, en la última parte de ese párrafo de la ley ya que en la actualidad únicamente el 17 % de los alumnos con necesidades especiales acude a estos centros, siendo ya una absoluta minoría tal y como recoge El Confidencial,

Desde la Plataforma, además, también critican que el Gobierno haya tramitado este Proyecto de Ley en plena crisis sanitaria y social provocada por el coronavirus.

El presidente de Envera, padre de una persona con discapacidad severa, alerta de que las personas con discapacidad intelectual pueden sufrir fracaso, abandono e, incluso, acoso escolar en mayor medida que el resto de alumnos en los centros ordinarios.

“Todo el mundo necesita que haya igualdad de oportunidades. Es necesario que las administraciones se asesoren escuchando a los expertos, a las familias y a los alumnos porque la discapacidad intelectual es amplísima, incluso aunque nos centremos en un síndrome concreto, y estos alumnos necesitan apoyos, recursos y atención personalizada”, ha asegurado Quintero en declaraciones a Radio Terrícola (minuto 39:40).

Compártelo