Detalle de noticia

Mujeres jóvenes y con discapacidad derriban prejuicios a través del empleo

Mujeres jóvenes y con discapacidad derriban prejuicios a través del empleo

Madrid | 5 de marzo

El próximo lunes 8 de marzo se celebra el Día Internacional de la Mujer, auspiciado por la Organización de Naciones Unidas y que este año tendrá como lema “Mujeres líderes: por un futuro igualitario en el mundo de la COVID-19”. La crisis sanitaria del coronavirus, que ahora es también social y económica, ha puesto en riesgo muchos derechos sociales y laborales relacionados con la igualdad, más aún cuando nos referimos a la situación de las mujeres con discapacidad.

Según datos del Observatorio sobre discapacidad y mercado de trabajo en España, la doble discriminación mujer-discapacidad afecta a 750.000 mujeres con discapacidad que cuentan con una tasa de actividad de apenas el 33,6 % y unas cifras de paro que alcanzan el 25 %. Además, en comparación con las mujeres sin discapacidad su salario anual es un 15,5 % menor.

Por eso el acceso a un empleo de calidad por parte de las mujeres con discapacidad es una prioridad para las organizaciones sociales como Envera, que a través de su Servicio de Inserción Laboral forma, prepara y orienta a las futuras trabajadoras para que puedan acceder al mundo laboral. Un reto que muchas veces no es fácil debido a los prejuicios que aún hoy pesan sobre la discapacidad, sobre todo intelectual.

De hecho, con este empleo protegido y con apoyo, los técnicos de Envera apuntan que “no solo se consigue reducir la desigualdad entre hombres y mujeres con y sin discapacidad, también derribar estereotipos para fomentar la igualdad de oportunidades para todas las personas”.

Es el caso de Marjorie Batallas, una joven de 22 años que compagina sus estudios del grado universitario en Lengua de Signos Española y Comunidad Sorda con su trabajo en Aperitivos La Real. Gracias al apoyo de Envera y al compromiso de la empresa, Marjorie accedió a la que es su primera experiencia laboral y que, como ella misma apunta, le ayuda a “conocer gente, tener independencia económica, aprender nuevas destrezas y ahorrar” para ese futuro mejor con el que sueñan todos los jóvenes.

Y con el coraje que debe llevar por su apellido, Batallas, lanza un importante mensaje a las empresas que no contratan a personas con discapacidad: “les diría que se animen, porque a veces tener una discapacidad no quiere decir que te impida hacer cosas. Puedo trabajar, actuar como el resto de personas y no con  impedimentos.”

Belén Ribota trabaja con Envera como administrativa en el Departamento de Logística y Aduanas de Iberia, compañía que desde hace 43 años apoya la inclusión social y laboral de personas con discapacidad a través de los proyectos sociales de Envera. Aprender de los compañeros y poder financiar sus estudios de Comercio Internacional son las claves que para esta joven de 23 años con discapacidad tiene el poder trabajar.

“Todo el mundo podemos, si queremos”. Con estas palabras Mari Carmen Agudiez, de 26 años, resume su experiencia en trabajos de atención al cliente y como una de las últimas incorporaciones al equipo de limpieza de Envera en la sede de Iberia Express. Junto a sus compañeros, Mari Carmen es ejemplo de profesionalidad y calidad en una de las actividades que está siendo crucial en la lucha contra el coronavirus.

Marjorie, Belén y Mari Carmen coinciden en que trabajar les permite una independencia así como consolidar un digno futuro en el que poder seguir desarrollándose profesionalmente.

Estas tres jóvenes mujeres con discapacidad han conseguido un empleo en plena pandemia gracias a los proyectos de inserción laboral que Envera desarrolla con el apoyo de ENAIRE y de Airbus, que junto a las anteriores reflejan el compromiso de las empresas con la inclusión y la igualdad, especialmente por parte de las compañías del sector aeronáutico que, pese a sufrir un grave impacto en esta crisis, no han dejado de apostar por el desarrollo de proyectos sociales para que, de verdad, nadie se quede atrás.

 

Sobre Envera

Grupo Envera es una entidad sin ánimo de lucro con transparencia acreditada por la Fundación Lealtad cuya misión es la integración sociolaboral de las personas con discapacidad intelectual. Atiende cada año a 2.500 personas en sus servicios de atención temprana, neurodesarrollo infantojuvenil, formación, servicio de inserción laboral, centros ocupacionales y de día, residencias y Fundación Tutelar; y da empleo estable a 650 en sus centros especiales de empleo de Madrid, Colmenar Viejo, Barcelona, Málaga, Tenerife y Gran Canaria.

Envera lidera la Mesa de Responsabilidad Social Competitiva de Madrid Foro Empresarial y es Premio Influentials de El Confidencial a Organización Sostenible 2018.

Compártelo