Detalle de noticia

Se aprueba el Proyecto de Ley de Voluntariado, que incorpora importantes novedades

Se aprueba el Proyecto de Ley de Voluntariado, que incorpora importantes novedades

El pasado 23 de enero se aprobó el Proyecto de la nueva Ley de Voluntariado, que remplaza a la que desde hace 19 años regulaba la acción voluntaria en nuestro país. El proyecto de Ley viene a complementar una ley que ya no daba respuesta a los cambios que ha tenido la sociedad y el tercer sector, e incorpora las nuevas modalidades de voluntariado y los nuevos actores.

Las novedades más importantes de esta Ley, que conllevará una actualización del plan de voluntariado de las entidades sin ánimo de lucro, son las siguientes:

  1. Se amplía la edad de participación: Se reconoce la participación de personas entre 16 y 18 años, quienes necesitarán la autorización de sus padres o tutores para ejercer su labor como voluntarios. También promueve la accesibilidad a la actividad voluntaria de personas con discapacidad y mayores.
  2. Restricciones y protección a los beneficiarios: Otro de los cambios importantes es la restricción del voluntariado a los condenados por delitos contra menores, quienes no podrán participar en proyectos que conlleven contacto con ellos, y a los condenados por violencia de género o por violencia doméstica, quienes no podrán formar parte de programas que supongan contacto con familias, mujeres o jóvenes.
  3. Formalización del acuerdo voluntario: Será obligatoria la formalización de un Acuerdo de Incorporación con todos los voluntarios así como la suscripción de una póliza de seguro que cubra los riesgos de accidente o enfermedad derivados de la práctica de la acción de voluntariado.
  4. Incorporación de principios y valores: La ley reconoce que la acción voluntaria se deberá regir especialmente por el principio de no discriminación, y los de libertad, participación, solidaridad, corresponsabilidad, complementariedad, gratuidad, igualdad de trato y accesibilidad.
  5. Facilitar el voluntariado de los funcionarios públicos: Las personas que trabajan para la administración pública podrán adaptar o reducir su jornada para realizar actividades de voluntariado.
  6. Diferencia el voluntariado del empleo: Ratifica que el voluntariado no puede conllevar ninguna prestación económica o material y excluye como forma de voluntariado otras actividades, como becas, prácticas no laborales en empresas o prácticas académicas externas.
  7. Contempla el voluntariado corporativo: La ley reconoce que las empresas podrán participar en actuaciones de voluntariado siempre que se adapten al interés general que define la norma. A sus proyectos se sumarán los propios trabajadores si así lo desean, sin que ello signifique el cese del contrato.
  8. El papel de las universidades: Establece que los centros de educación superior podrán reconocer académicamente las acciones de voluntariado entre sus estudiantes, con lo cual se espera motivar la participación de los jóvenes universitarios a través de este incentivo.

Compártelo