Detalle de noticia

10 razones para marcar la casilla de fines sociales, “X Solidaria”

Estamos en plena campaña para presentar la Declaración de la Renta correspondiente al ejercicio 2014. Os damos 10 razones para marcar la casilla de Actividades de Interés General consideradas de Interés Social, la “X Solidaria”.

  1. En el año 2015, gracias a las personas que marcaron la “X Solidaria” en el ejercicio anterior, se están poniendo en marcha 1.236 programas sociales. Se está beneficiando a casi 6 millones de personas en situación de vulnerabilidad o en riesgo de exclusión social.
  2. En el año 2014 se consiguió recaudar 278.401.286 €. Si todas las personas marcaran esta casilla, se podría conseguir hasta 500 millones de euros.
  3. Se puede marcar simultáneamente la casilla correspondiente a la Iglesia Católica y la casilla de Fines Sociales. En este caso, se destina un 0,7% a cada una de ellas (1,40%). La ayuda no se divide, se suma. Si ya marcas la casilla de la Iglesia Católica puedes ayudar el doble marcando también la “X Solidaria”.
  4. Al marcar la “X Solidaria” se contribuye con el desarrollo de programas de acción social (un 79,14% del total recaudado), se apoya la ejecución de programas de cooperación al desarrollo (un 19,43%) y se ponen en marcha proyectos dirigidos a favorecer el medio ambiente (1,43%).
  5. Los programas que se financian van dirigidos, principalmente, a las personas con discapacidad, a la infancia, a las familias, a la juventud, a las personas mayores, o a personas en situación de vulnerabilidad o en riesgo de exclusión social.
  6. No sólo se desarrollan proyectos en España, fuera de nuestro país se trabaja en situaciones de emergencias humanitarias y en proyectos de educación, sanidad o infancia.
  7. El dinero recaudado se destina, íntegramente, a proyectos concretos desarrollados por las entidades sin ánimo de lucro, el dinero nunca se destina a sus estructuras.
  8. Marcar la casilla de los Fines Sociales es un gesto solidario que no cuesta nada. Marcar esta casilla, marcar la de la Iglesia Católica, marcar ambas, o no marcar ninguna, no tiene ningún coste económico para el contribuyente. La cantidad resultante a pagar, o a que nos devuelvan, no se va a ver en ningún caso modificada. Marcar la casilla de los Fines Sociales, o conjuntamente con la de la Iglesia, no supone pagar más. Supone destinar nuestros impuestos a quienes más lo necesitan.
  9. No te quedes en blanco. Si no se marca ninguna casilla, el 0,7% de la cuota íntegra del IRPF se imputa a los Presupuestos Generales del Estado con destino a fines generales indeterminados. No se conoce dónde va ese dinero.
  10. Solo en este caso los ciudadanos pueden elegir el destino de esta pequeña parte de sus impuestos. Con una ciudadanía que cada vez reclama mayores cuotas de participación, este es el momento de elegir a través de este pequeño gesto. Es la oportunidad de convertirse en un contribuyente activo y solidario.

 image (8)

Compártelo